top of page
Search

Miedo que me come, proceso creativo para una portada.

“Miedo que me come” es el último sencillo del músico puertorriqueño, Ricardo Muñoz, conocido como Rick Moon, viejo amigo, y un excelente compositor. Mi primera reacción cuando se me acercó para hacer la fotografía de la portada, fue “Envíame la canción para escucharla”. La canción comienza con un piano y una atmósfera que te transporta a lugares fríos, oscuros, solitarios; lugares introspectivos.

Comienzan los visuales a recorrer mi mente y me llevan a bosques, particularmente una cabaña en Bosque del Pueblo en Adjuntas, Puerto Rico. A la vez siento que la canción pide una localidad menos rural y elementos urbanos.


Como es mi costumbre cuando trabajo portadas, recurro a “Hipgnosis” para referencia visual, un grupo de diseñadores establecidos en Londres que trabajaron comisiones para artistas como Pink Floyd, Black Sabbath, Paul McCartney entres otros.



Hojeando el libro de la colección de trabajos por “Hipgnosis”, me topé con la portada de “C'est la Vie”, por Johnny Hallyday. Lo más que capturó mi atención fue la postura y la colocación del sujeto. Me parecía un buen elemento a emular con el concepto del miedo en la canción de Rick Moon. Con esta referencia visual en mente, se me ocurre ir a el sector de la playa de Ponce y recrear la pose de la portada de Johnny Hallyday, integrando la arquitectura de los edificios históricos en la playa de Ponce. En esta localidad tuvimos varios factores adversos, poco acceso a los edificios y luz natural limitada. Aún sin asistente logramos rebotar un poco de luz usando un reflector montado en un trípode para contrarrestar las limitaciones de luz.



Luego nos dirigimos hacia la plaza de Ponce al Hotel Meliá, con la idea de tomar unas fotos adicionales en el piano bar pintado todo blanco, junto a los muebles y las decoraciones clásicas del hotel. Aunque serían fotos de interior, la exposición parecía ser favorable, a demás de que la decoración blanca ayudaba a reflejar luz indirecta a todos lados. El contraluz resulto en una silueta del sujeto, que terminó añadiendo impacto visual a la imagen. Esto en adición favoreció a la temática pues resonaba con el tema “miedo que me come”.



Para terminar la sesión nos dirigimos al cementerio civil de Ponce, un cementerio histórico en donde descansa el reconocido cantante de salsa Hector Lavoe, las víctimas de la masacre de Ponce, el monumento al Polvorín, entre otros.


Navegar el cementerio es intimídate, mas allá de supersticiones o la evidente presencia de cuerpos deshabitados en grandes cantidades. Es inmenso y le hace falta cariño en cuanto a mantenimiento, se hace difícil cruzar sin pisar tumbas, por respeto a los muertos.


En el cementerio las fotografías surgen de manera espontánea, haciendo caso a lo que nos llamaba la atención y utilizando la luz del día a nuestro favor.






Luego de revelar el rollo y obtener los resultados hice un escogido de cuatro fotografías que mejor resonaban con la canción. Con el insumo y aprobación de Ricardo surgió el producto final, la portada para “Miedo que me come”, por Rick Moon.


Todas las fotografías fueron tomadas con una cámara Canon Rebel G cargada con un rollo 35 mm Arista EDU Ultra 400.







Recent Posts

See All

Comments


bottom of page